LA DIABETES Y LOS DIENTES

LA DIABETES Y LOS DIENTES

Las personas con diabetes corren el riesgo de tener infecciones en la boca, en particular, la enfermedad de las encías o enfermedad periodontal. Esta enfermedad puede dañar las encías y los huesos de la mandíbula que sostienen a los dientes en su lugar, lo que también puede hacerle muy doloroso masticar. Además, también podría dificultarle el control de la glucosa (azúcar) en la sangre.

 

 

Puede provocar también una afección llamada “boca seca” (xerostomía), que ocurre ocurre cuando no hay suficiente saliva.

 

Cómo prevenirlas?

 

  • Controle su nivel de glucosa en la sangre.
  • Cepíllese los dientes y use seda dental todos los días.
  • Vaya al dentista regularmente. No se olvide de decirle que usted tiene diabetes.
  • Informe al dentista si su dentadura postiza (dientes falsos) no le resulta cómoda o si le duelen las encías.
  • Si fuma, ¡deje de hacerlo! Fumar empeora la enfermedad de las encías.